Hola, mi nombre es Mary Nieves León, pero como es muy largo lo dejamos en Mary. Soy educadora en el Centro Infantil Hamelin desde 1997, así que soy de las más veteranas.

Decidí dedicar mi vida a la infancia porque tengo vocación desde que yo era pequeñita. Mi juego favorito desde los 5 años era ser maestra y en el recreo de mi colegio siempre intentaba colarme para estar con las ‘’profes’’ de infantil. Sabía que eran ‘’profes’’ con suerte y toda esa suerte ahora la tengo yo.

Me encanta mi vocación y creo que mi vida sin mis niños y niñas no tendría sentido. Esos ‘’locos bajitos’’ que cada día me enseñan algo nuevo y hacen que tenga una sonrisa permanente.

A través de las inteligencias corporal, musical y espacial les transmito la música, el baile y el cine, mis mayores aficiones. Sin dejar nunca de practicar la inteligencia más bonita: la emocional.